He tenido la oportunidad de no tan sólo ver la arquitectura en los libros sino de vivirla

 
Gabriela Chafloque

Llevo ya 6 mese en Francia, estudiando la carrera de arquitectura en la ciudad de Nantes, una ciudad encantadora que me ha acogido de la mejor manera. He podido conocer gente muy amable y gentil, de diferentes partes del mundo así mismo conocer diferentes costumbres y maneras de pensar. El motivo principal que me impulso a venir a Francia fueron mis estudios, Francia ofrece una gran nivel de educación y cultura y en mi caso he tenido la oportunidad de no tan sólo ver la arquitectura en los libros sino de vivirla. La escuela de arquitectura brinda amplias ventajas y beneficios para los estudiantes, poseemos diferentes talleres de diseño, una biblioteca bien equipada, ciclos de conferencias de arquitectos conocidos cada semana, un servicio multimedia con los diversos software de arquitectura actualizados y además de eso de poseer cursos innovadores y didácticos en el campo de proyecto y diseño con profesores de alto nivel. El ambiente es acogedor y dinámico, recibimos siempre orientación y consejos de nuestros profesores, así mismo la relación entre nosotros, los alumnos, es jovial y amistosa. Puedo decir que venir a Francia es una de las mejores experiencias personales que he tenido, en todos los sentidos ya sea, educacional, cultural, social o profesional; además de todos estos beneficios debo decir que esta experiencia me ha ayudado a aprender a aprender a vivir sola y adquirir mayores responsabilidades, a independizarme, madurar y a crecer como persona.