En Francia, en los establecimientos publicos, es el Estado que paga la mayor parte del costo de las formaciones (un promedio de 10 000 Euros por estudiante y por año).

La matricula anual, establecida para todos los establecimientos públicos, ha sido fijada para el año universitario 2014-2015 en :

  • 189,10 euros para los estudiantes de Licencia
  • 261,10 euros para los estudiantes de Máster
  • 396,10 euros para los estudiantes de Doctorado
  • 615,10 euros para los estudiantes de las Escuelas de ingenieros

A estos precios, se pueden agregar gastos adicionales para prestaciones especificas. Asimismo, cuando el postulante presenta condiciones particulares de edad (edad superior a 28 años)y/o continuidad en la escolaridad (pausa de más de 2 años en los estudios), existe la posibilidad de que ciertos establecimientos apliquen ocasionalmente modalidades de inscripción diferentes en costos y/o en tipos de formación.

El costo de la matricula en los establecimientos privados, en especial en las escuelas de administración de empresas, es significativamente más alto (en general de 3 000 a 10 000 euros al año).

Por lo tanto, los estudiantes extranjeros se benefician, al igual que los franceses, de derechos de inscripción particularmente bajos en instituciones públicas cuando el costo real de la formación, mucho más elevado (de 6 000€ a 15 000€ por año), corre por cuenta del presupuesto del Estado. Todos los estudiantes se benefician por lo tanto de una "beca invisible".

Además, Francia es uno de los paises de Europa en donde los estudiantes gozan de condiciones de vida privilegiadas gracias a las ayudas financieras del Estado que aminoran considerablemente los costos de estadía. Estas ayudas estan puestas a disposición del estudiante, mediante restaurantes universitarios, alojamientos universitarios, ayudas para la vivienda, reducción en los transportes y actividades de ocio.