Estoy muy contenta por esta oportunidad que puedo aprovechar gracias a que aprendí el francés en la Alianza Francesa

 
Vania Távara

Estudiante de Master 2 en Cultura y Comunicación, especialidad Medias, Webs y Arte.
Universidad Paris 8


Gracias al programa Campus France tuve la oportunidad de venir a estudiar a Francia. Desde el punto de vista académico es muy interesante estudiar acá por la profundidad del trabajo de los profesores vinculados a las humanidades y a las ciencias sociales, lo cual me está abriendo la posibilidad de reflexionar sobre las profesiones vinculadas a la cultura y analizarlas desde una perspectiva más amplia.
En mi caso, yo presenté mi candidatura a la universidad y en forma simultánea seguí un proceso de validación de mi experiencia profesional, considerando que yo ya tenía una trayectoria de 15 años de trabajo desempeñando labores de periodista, docente universitaria y finalmente, jefa de prensa en la Universidad Privada del Norte. Esta experiencia me permitió convalidar el máster 1 e ingresar directamente al máster 2.

Estudiar en París resulta muy estimulante y enriquecedor porque muchas veces durante las clases, los profesores me invitan a comentar mis opiniones sobre la cultura, desde la perspectiva de una persona que ha realizado un trabajo periodístico vinculado al tema.
Desde una perspectiva personal, estoy conociendo a gente de muchos países, ya que casi la mitad de los alumnos de mi clase somos extranjeros y cada uno aporta sus experiencias. Por otro lado, la necesidad de tomar apuntes en clase y de comunicarme, me está permitiendo mejorar mi francés muy rápido. He concluido satisfactoriamente mi primer semestre de estudios y ahora estoy haciendo la memoria y buscando un stage.
Pasando a los asuntos prácticos de la vida cotidiana, gracias a una media beca que me otorgó el gobierno francés, tengo la estabilidad económica suficiente para dedicarme a los estudios. Además vivo en una residencia estudiantil ubicada frente a la universidad, lo cual me permite llegar rápidamente a clases y a la biblioteca, cada vez que es necesario. Además, para ayudarme económicamente he comenzado a buscar trabajos de medio tiempo. Actualmente dicto tres horas semanales como lectora de español en el “Lycée Notre Dame”.
En resumen, estoy muy contenta por esta oportunidad que puedo aprovechar gracias a que aprendí el francés en la Alianza Francesa de Trujillo.